NO A LA PLANTA REGASIFICADORA EN GRANADILLA!!

Así es el Gas Natural Licuado, lo que no te dicen ni quieren que sepas.




Es uno de los  explosivos no nucleares más potente que se conoce.

El gas natural licuado es una substancia  extremadamente inflamable y explosiva. Es uno de los  explosivos no nucleares más potente que se conoce.
El GNL, es un combustible fósil como su hermano el petróleo. Ambos se originaron a partir de grandes masas de materia orgánica en descomposición desde hace millones de años y que quedó en el interior de la tierra, el primero en forma gaseosa y el petróleo en forma semi-líquida. Ambos son responsables, mediante su combustión, de la gran parte de emisiones de CO2 a la atmósfera, acelerando el cambio climático al mismo tiempo que contaminándola con las partículas tóxicas que contienen los humos que se generan. Cabe recordar que la atmósfera es una y es finita, no hay reemplazo.




Está comprobado por los laboratorios de las propias empresas gasistas, que en determinadas circunstancias climatológicas, en conjunción con la cantidad del escape, el GNL puede llegar a inflamarse por sí solo sin necesidad de ignición externa. Por otra parte al transportarse a tan bajísima temperatura, está sujeto, en caso de que por una rotura del tanque de transporte se vierta al agua, a un proceso físico denominado “transición de fase acelerada”, conocido por sus siglas en inglés, RPT (Rapid Phase Transition). El GNL a -161º C, en caso de vertido, al ponerse en contacto con el agua del mar, pasaría rápidamente del estado líquido al gaseoso. Pues bien, en este rápido proceso de cambio de fase, el GNL se muestra increíblemente explosivo. Un pequeño vertido de unos simples cientos de litros puede provocar una fuerte explosión que a su vez puede dañar la estructura del buque, generando así un vertido mayor, y con ello una deflagración  mayor, en un proceso en cadena que además se vería agravado por la ignición del gas que no hubiera explotado. Un verdadero infierno.



Los procesos más peligrosos en el transporte del GNL son la carga y la descarga de los metaneros, pues son los momentos en los que más factores externos intervienen.



De producirse un derrame con inflamación de todo la carga (entre 120 y 200 millones de litros) se produciría una nube de fuego que arrasaría, incendiando todo a su paso, unas  4.500 hectáreas  entorno al barco siniestrado. Partiendo de que el radio destructivo de la bomba de Hiroshima fue de  1,6 km , la deflagración o el incendio de todo el gas transportando en un metanero equivaldría a entre  20 a  30 bombas nucleares como la de Hiroshima, según el tamaño del barco y la cantidad de carga derramada.



Estos argumentos coinciden con las conclusiones del estudio realizado por el Pentágono de Estados Unidos en 2001, donde se afirma que la nube inflamable podría llegar a los  20 kilómetros , con sólo el 9% de la carga derramada, causando quemaduras de tercer grado, sin que ningún equipamiento de prevención pueda vencer al enorme fuego del G.N.L

Otro de los grandes debates de todos los expertos en la seguridad del G.N.L., es que las plantas regasificadoras son objetivos principales para actos terroristas. No hay medidas preventivas previstas.

La afección a personas, caso de accidente, es muy elevado, pues estaríamos hablando de núcleos poblacionales afectados como El Médano, con 9.000 personas censadas, pero con un atractivo que le hace incrementar sustancialmente ese número y, que esta a  4.000 metros de distancia de donde se pretende ubicar la planta regasificadora; San Isidro, situado a  6.000 metros de distancia, con una importante actividad comercial y residencial, donde esta censado el 40% de toda la población de Granadilla (cerca de 50.000 personas en total) al que hay que sumarle el personal laboral de la importante actividad empresarial desarrollada en la zona; Personal del Aeropuerto Reina Sofía y visitantes, que se encuentran a 8.000 metros de distancia, otros núcleo poblacionales de menor concentración residencial, como Las Maretas y San Miguel de Tajao que se encuentran a menos de 2 km. distancia mínima permitida por ley, entre una Regasificadora y un núcleo urbano, el personal que desempeña su trabajo en el polígono industrial de Granadilla, el tráfico rodado de  la TF1, por lo que el daño directo en caso de accidente, afectaría a decenas de miles de personas.

No se contemplan los vientos reinantes en la zona, que imposibilitan las tareas de carga y descarga.Según informes técnicos los barcos gaseros sólo podrían abastecer la planta regasificadora en condiciones de seguridad a través del Puerto que pretendían hacer en Granadilla un 20% del año y demuestran que no sería posible la maniobra ni la permanencia en puerto de un buque gasero en condiciones de vientos de fuerza 6. Estos vientos se alcanzan un 60% de los días del año en la zona  de Granadilla.

La instalación de una planta de Regasificación, almacenamiento y Recepción de G.N.L., impide el desarrollo de las energías renovables.

Entendemos que el GNL  frenará y  reducirá la penetración de las energías renovables en canarias y por tanto incrementará su vulnerabilidad energética  por las siguientes razones:

En primer lugar la introducción del GNL supone unas fuertes inversiones que han de amortizarse durante al menos los próximos 20 años, lo cual impide una política expansiva de fomento del ahorro energético (disminución del consumo) y de introducción de energías renovables. 

Granadilla y todas las islas Canarias tienen unas condiciones únicas para el masivo desarrollo de las energías renovables, optar por el gas natural en el archipiélago resulta un acto irresponsable con el futuro energético sostenible de las islas.

El G.N.L. no favorecerá la diversificación energética en Canarias.
La introducción del G.N.L. en Canarias no abaratará el coste energético, ni disminuirá la contaminación. Lo único que abaratará el coste de la electricidad en las islas son el ahorro energético y las energías renovables.

Si tienes dos minutos para ver este vídeo puede que te quede más clarohttps://www.youtube.com/watch?v=IvjwhA1X8og 

Plataforma Ciudadana Contra el Puerto Industrial de Granadilla