IUC rechaza la construcción de un depósito de gas


Izquierda Unida Canaria (IUC) en Los Realejos muestra su rechazo a la planificación de la construcción de un depósito de gas en el polígono industrial de La Gañanía "para abastecer en el futuro al municipio del Puerto de la Cruz".
Jonás Hernández, concejal de IUC en Los Realejos, afirma que "el Gobierno de Canarias ha acelerado todas las licencias y trámites para implantar el gas en Canarias. El 24 de febrero de 2017 adjudicó la distribución de gas licuado en 8 municipios de las islas, entre ellos el Puerto de la Cruz, y el 14 de noviembre de 2017 sometió a información pública la autorización administrativa y aprobación del proyecto de construcción de depósitos y de las instalaciones de distribución de combustibles gaseosos".
"Respecto al proyecto del Puerto de la Cruz, el almacén del gas se ubicará en Los Realejos, dentro del citado polígono industrial, por encima de la rotonda de Mercadona, y estará formado por dos depósitos con 45.900 litros", sostiene Hernández, que también señala que "la canalización consistirá en una manguera de plástico de diferentes diámetros enterrada a lo largo de la carretera general de la Zamora y La Montaña hasta cruzar la autopista TF-5 por el barranco de la Raya hacia el Puerto de la Cruz".
Hernández sostiene que "la Oficina Técnica Municipal de Los Realejos aún no tiene constancia ni solicitud por escrito de petición de licencia para la ejecución de las obras incluidas en este proyecto".

LA IRRESPONSABLE PERRETA DEL GAS




Escrito por Antonio Morales Méndez
  
Lunes, 08 de Enero de 2018

Hace unas semanas, el Banco Mundial anunció, en la Cumbre del Clima en París, que dejará de financiar la exploración y extracción de petróleo y gas después de 2019. Comunicó, además, que está "en el camino de cumplir su objetivo de que el 28 % de sus préstamos para 2020 se destinen a la acción climática". A partir de fines de 2018, el Grupo del Banco Mundial informará anualmente además sobre las emisiones de gases de efecto invernadero de los proyectos de inversión que financia en sectores clave, como el energético. Ha sido un mensaje contundente a aquellas instituciones y estados que siguen subvencionando los combustibles que producen gases de efecto invernadero mientras proclaman, al tiempo, la necesidad de implantar las renovables. ¿No les suena acaso a lo que está sucediendo en Canarias y en toda España?
La Unión de Bancos Suizos ha elaborado un informe en el que asegura que la época de las grandes centrales de generación ha llegado a su fin y anima a sus clientes a “unirse a la revolución de las renovables”. Y habla de generar energía en los hogares y en las pymes… Morgan Stanley acaba de aportar un informe en el que dice que las renovables se van a convertir en 2020 en las energías más baratas del mundo. Seb Henbest, autor principal del informe Bloomberg New Energy Finance, ha declarado recientemente que duda que el gas pueda jugar el papel de energía de transición ya que “las energías eólica y solar se están volviendo demasiado baratas demasiado rápido”. El consejero delegado y director general de la energética italiana Enel, Francesco Starace, ha afirmado que el grupo prevé cerrar todas sus instalaciones termoeléctricas en menos de 20 años, en torno a 2035. Starace reconoce que el objetivo de cerrar el parque termoeléctrico del grupo responde a motivos medioambientales pero también económicos: "Está empezando a ser más conveniente construir nuevas instalaciones que utilicen energías renovables que mantener en activo plantas termoeléctricas cuya inversión ya ha sido amortizada".

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, que no es sospechosa de ser  ecologista precisamente, como ninguno de que los que he citado anteriormente, ha declarado recientemente que hay que aplicar “gravámenes similares al carbón, al gas natural y a otros productos derivados del petróleo”. Un reciente informe del Tribunal de Cuentas Europeo sobre la seguridad del suministro establece que "la Comisión ha sobreestimado persistentemente la demanda de gas (...), y necesita restaurar la credibilidad de las previsiones que realiza'. Podría seguir citando ejemplos de cómo el sistema financiero mundial ha entendido perfectamente la demanda de la sociedad, del planeta y las demandas de negocio de futuro y la lista se haría amplísima…

Es lo que nos dicen también insistentemente  los informes científicos. El más reciente es el realizado por el prestigioso  Tyndall Center For Climate Research inglés y la  Universidad de Teesside que sostienen que Europa necesita abandonar urgentemente el uso del gas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a los niveles acordados internacionalmente. Y demuestran que, de continuar con el ritmo actual de quema de gas y otros combustibles fósiles, los Estados miembros superarán el límite correspondiente de emisiones de CO2 fijado para no superar los 2°C en tan solo nueve años. Advierten que Europa “solo puede permitirse 9 años más de combustibles fósiles y que necesita transitar hacia un sistema energético libre de combustibles fósiles, incluido el gas, que deben dejar de tener un papel sustancial en un sistema energético compatible con los 2°C antes de 2035”. Debido a los altos niveles de emisiones de CO2 y metano a lo largo del ciclo de vida del gas, los autores concluyen categóricamente que "es imposible poner el punto de mira en reservas adiciones de combustibles fósiles"; "es imperativo un plan urgente para eliminar la quema del gas natural existente y el uso de otros combustibles fósiles en toda la UE".

Y no cabe la menor duda de que la ciudadanía, las instituciones locales y muchos países también son conscientes de ello. El Ayuntamiento de Ámsterdam ha publicado un plan para deshacerse de la cocina de gas y la calefacción central. El año que viene, el objetivo es eliminar 10.000 viviendas de la red de gas, dijo el concejal de la ciudad Abdeluheb Choho. Además, ya se están construyendo dos nuevas zonas residenciales sin enlaces a la red de gas. La ciudad tiene planes para construir 50.000 nuevos hogares en los próximos 10 años y ninguno tendrá calefacción de gas o instalaciones de cocina de gas.

Noruega dejará de utilizar gas para calefacción en sus ciudades a partir de 2020. Se trata del primer país que llevará a cabo esta prohibición en todo el mundo. Con esta medida, el país nórdico piensa dejar de emitir 340.000 toneladas anuales de gases de efecto invernadero.

Pero en Canarias a este Gobierno y seguidores les encanta remar contracorriente. Predicar una cosa y hacer otra, como señaló el Banco Mundial. Y nos quieren meter con calzador el gas. Nos quieren introducir el gas natural licuado y las regasificadoras a cualquier precio. Y el aire propanado como paso previo para establecer una infraestructura gasística. 
   
Y eso a pesar de que a mediados de mayo  pasado, la Comisión Europea y 14 países miembros de la Unión Europea firmaron en La Valetta, Malta, una declaración oficial de apoyo a las energías renovables en las 2.700 islas de la comunidad europea. En el manifiesto “Energía Limpia para las Islas” hacen especial hincapié en señalar que su singular situación geográfica las hace idóneas para soluciones innovadoras y atractivas para la producción de energía endógena, respetuosa con el medio y sostenible; que reúnen las mejores condiciones para ser arquitectas de su propia transición energética; que la insularidad las hace casi absolutamente dependiente de los combustibles fósiles; que el turismo, clave para muchas de sus economías, ejerce por su fuerte demanda de energía, una presión sobre los recursos naturales y sus infraestructuras; que hay que tener muy en cuenta su vulnerabilidad frente al cambio climático… Y declaran la determinación conjunta de promover y apoyar más las transiciones de energía limpia a medida para las islas y actuar sobre el terreno para aunar esfuerzos públicos y privados y esforzarse  para acelerar la transición a la energía limpia.
       
Y a pesar de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha concluido en un informe que "no es conveniente" autorizar la construcción de una planta de gas natural licuado (GNL) en el Puerto de Granadilla, en la isla de Tenerife. El documento señala también que, de momento, no hay garantías de uso de la regasificadora y tampoco hay estudios que garanticen su sostenibilidad económica. Y coincide exactamente con los planteamientos de la asociación GasINDUSTRIAL  que nos dice, en referencia a la regasificadora de Granadilla, que no se debe tropezar en la misma piedra y  antes de volver a cometer un error garrafal, debe tenerse en cuenta la previsión de consumo de gas para Canarias teniendo en cuenta el incremento de renovables en el horizonte y el futuro aumento de la eficiencia en todos los procesos de consumo de gas y electricidad y que solo debería construirse la planta si existiera justificación de negocio…

Lo dejaron muy claro también recientemente los exministros del PSOE y el PP, Sebastián y Margallo en una visita a Gran Canaria señalando que  "no tiene sentido pensar en el gas cuando podemos optar por energías autóctonas" y que “Canarias está en una "posición ideal" para explorar las renovables antes que el gas, una de las prioridades de la UE para la regiones ultraperiféricas.

Y en esa línea, a contracorriente e irresponsablemente,  dando pasos hacia atrás, aparece un proyecto para las islas de introducción del gas ciudad. Abrir calles, aceras y edificios para que volvamos a las cocinillas de gas y al peligro (no se olviden del accidente del Hotel Cordial). Con un crédito del Banco Europeo de Inversiones de 160 millones de euros, sin ningún estudio de mercado, sin clientes que lo demanden (en España el 79 % de la población vive en municipios con gas natural, pero curiosamente solo el 30 % tiene contratado el gas)… Redexis, esta es solo una de las operadoras, con la complicidad del Gobierno de CC, pretende así llevar el gas a 425.000 viviendas de Canarias trasladándonos al siglo pasado y vendiendo falsamente ahorro, menos contaminación, empleo, impulso a las empresas, ayuda a la penetración de las renovables… Y además no cumple con el PIO, no cuenta con el visto bueno de la mayoría de los municipios, ni de muchos empresarios…

Ese no es el camino. Lo vuelvo a repetir. Para Canarias la alternativa está en la eficiencia, el ahorro, la generación distribuida, el autoconsumo, las centrales hidroeólicas, las plantas solares, los parques eólicos en tierra y en el mar, la geotermia, la aerotermia, la energía marina, la biomasa endógena, la movilidad eléctrica, el tratamiento limpio de los residuos, la arquitectura bioclimática, la reforestación, la creación de industrias renovables, la formación de los jóvenes para hacer frente a un nuevo modelo energético… Insisto una vez más: todo eso, menos el gas.

La Asociación “Plataforma ciudadana contra el puerto industrial de Granadilla” presenta alegaciones contra el Gas ciudad en Canarias.



(Imagen del proyecto de canalización de gas en San Isidro, un ejemplo del disparate que se pretende)


8/1/18

“Con un presupuesto presentado por GASCAN de 600 millones de euros, sólo en las dos plantas de gas, en Tenerife y Gran Canaria, y los gaseoductos que lo portarían al norte y sur de las islas, sin contar con la red de distribución, motivo de estas alegaciones, que supondrían unos 200 millones de euros más, estaríamos hablando de una inversión de 800 millones de euros que hipotecarían el futuro de todos los canarios”

La asociación “Plataforma ciudadana contra el puerto industrial de Granadilla” ha presentado, el pasado viernes, pliego de alegaciones contra la solicitud de autorización administrativa, aprobación del proyecto de construcción y reconocimiento, en concreto, de la utilidad pública del proyecto de instalaciones de distribución de combustibles gaseosos por canalización en diferentes municipios de Tenerife y Gran Canaria, presentada por Redexis Gas.

Después del informe desfavorable, en el mes de octubre pasado, de la Comisión de los Mercados y la Competencia  respecto a la autorización de construir una planta de gas licuado en Granadilla de Abona, y de que la empresa ENAGAS retirara una partida de 70 millones de euros destinada a dicha planta, y con la citada autorización administrativa paralizada por el Tribunal Supremo de España, el Gobierno de Canarias se ha agarrado al clavo ardiendo de la empresa Redexis. Redexis gas se ha “ofrecido” a invertir 195 millones de euros en la instalación de una red de tuberías para distribución de aire propanado, de 2.945 km en total,  en ocho municipios de Tenerife y Gran Canaria.

Con nocturnidad y alevosía han aprovechado las fechas navideñas para proceder a la solicitud de autorización administrativa, a la dirección General de Industria y Energía, de este proyecto, con el general desconocimiento de la mayoría de los ciudadanos.

En el informe de la CNMC ya se puso de manifiesto la inexistencia de demanda ciudadana y de informes que avalen la viabilidad económica de la entrada del gas en las islas.

Con un presupuesto presentado por GASCAN de 600 millones de euros, sólo en las dos plantas de gas, en Tenerife y Gran Canaria, y los gaseoductos que lo portarían al norte y sur de las islas, sin contar con la red de distribución, motivo de estas alegaciones, que supondrían unos 200 millones de euros más, estaríamos hablando de una inversión de 800 millones de euros que hipotecarían el futuro de todos los canarios.

El propio presidente de GasIndustrial, Juan Vila, hizo, a finales del mes de octubre pasado, unas durísimas declaraciones, en un artículo publicado por el Periódico de la Energía, titulado “En esta piedra ya tropezamos” donde declara que en España hay 6 centrales de gas y que con 2 o 3 tendríamos más que suficientes hasta el 2030, que estas centrales están provocando gastos millonarios al sistema energético y provocando la pérdida de competitividad en el sector. Estas declaraciones, y otras muy críticas, las hacía en referencia a la planta de gas que se pretende construir en Canarias y explica que el gas es un combustible necesario cuando no hace sol o no hay viento.

El proyecto, motivo de las alegaciones presentadas y según las mismas, incumpliría numerosas leyes como el Real Decreto 13/2012 de 30 de marzo que suspende la tramitación de gaseoductos de transporte y estaciones de regulación y medida, la Directiva 2009/28/CE del Parlamento Europeo de 23 de abril relativa al fomento del uso de energías renovables (ni el gas natural licuado, ni el gas propano lo son), el Código Técnico de la Edificación, relativo al uso de energías renovables de propia generación en las edificaciones, la Directiva 2012/27/UE y la Recomendación 2016/1318 de la Comisión Europea, la Ley 24/2013 de 26 de diciembre del Sector Eléctrico, etc.

Según el Plan Energético de Canarias, PECAN, aprobado por el gobierno de Canarias en el año 2007 la cuota de energía procedente de fuentes renovables tenía que haber sido de un 30% en el año 2015. A día de hoy, 2018, generamos apenas un 8%. Así mismo Canarias se propuso oficialmente llegar a 2025 con el 45% de su demanda de electricidad cubierta con energías renovables. El gas no es una energía renovable, el GNL tiene una capacidad 58 veces mayor que el petróleo de producir efecto invernadero, el aire propanado, según el IDAE, contamina bastante más que el GNL y se utiliza provisionalmente antes que el GNL. Son  combustibles obsoletos que se están retirando ya en otros países, y una inversión multimillonaria para introducirlos en Canarias se aleja totalmente de los compromisos del propio Gobierno de Canarias y aleja al archipiélago de los compromisos internacionales con el medio ambiente y la salud de las personas.

Así mismo, tratándose el gas, en cualquiera de sus formas, de un combustible muy peligroso, altamente inflamable y explosivo, no existen informes de las posibles afecciones al medio natural, ni a los ciudadanos, ni informes sobre la sinergia de esta instalación junto con las ya existentes o proyectadas en el Polígono Industrial de Granadilla. No hay informes  que avalen la seguridad en caso de accidentes, explosión, escapes, roturas de tuberías, ni sobre la importancia del vulcanismo y los movimientos sísmicos que han aumentado considerablemente en los últimos años en Canarias, y que pudieran afectar a esta ingente red de tuberías de gas. No se conocen los informes preceptivos del Consejo Insular de Aguas, del Cabildo Insular sobre carreteras y paisaje, de Telecominicaciones, Red Eléctrica, Viceconsejería de Medio Ambiente, etc

No existe una verdadera utilidad pública de estos proyectos. Existen múltiples alternativas más eficientes, limpias y menos costosas para las arcas públicas.

Canarias necesita diversificar sus fuentes energéticas pero no diversificar su dependencia del exterior. En Canarias contamos con el sol, el viento, las energías marinas, las energías del calor de la tierra, etc, y existen ya proyectos viables y tecnología cada vez más avanzada que permitiría una máxima eficiencia a un menor coste, y sin dañar al medio ambiente.

Por todo ello y más, esperamos que estos proyectos que van contra el interés general sean anulados  y que se lleven a cabo, sin demora, las inversiones oportunas para la generación de energía por medio de fuentes limpias, renovables e infinitas que nos regala la Madre Naturaleza, por el bien de todos,  y que podamos verlo hecho realidad.


Asociación Plataforma ciudadana contra el puerto industrial de Granadilla.



La plataforma de La Laguna contra el gas presentó sus primeras 150 alegaciones a finales de diciembre



29/12/17
La plataforma de La Laguna contra el gas presentó el miércoles las primeras 150 alegaciones -recogidas durante la semana con los vecinos de San Lázaro, Camino La Villa y Taco-, en las que expresan su rechazo a este sistema energético en el municipio.
"Con estas alegaciones se pretende argumentar en contra de las innecesarias y costosas obras e instalaciones que conllevaría el proyecto", indicaron en un comunicado. "Los vecinos entienden que llega tarde en el tiempo y frena la posibilidad de incorporar energías renovables en los próximos años al proyecto energético de Canarias", añadieron.
Entre otras cosas, en las quejas exponen que no existe justificación para la calificación de "interés público", ya que se propone una "vuelta atrás" en el citado proceso.
Artículos relacionados:
 "El Ayuntamiento presenta alegaciones para frenar la introducción del gas" pinchar aquí: http://www.laopinion.es/la-laguna/2017/11/30/ayuntamiento-presenta-alegaciones-frenar/830319.html
"Los vecinos del casco lagunero se posicionan contra el gas" pinchar aquíhttps://diariodeavisos.elespanol.com/2018/01/los-vecinos-del-casco-lagunero-se-posicionan-gas/ 

Podemos impulsa una campaña contra las autorizaciones para el gas ciudad




Podemos considera que la intención del Gobierno de Fernando Clavijo de autorizar la construcción en siete municipios de instalaciones de distribución de combustibles gaseosos por canalización es un intento de “forzar la legalidad para favorecer un monopolio privado en contra del interés general de la ciudadanía”. Por este motivo, ha dado un nuevo impulso esta semana a la campaña #CanariasSinGas, tanto en las calles de todos los municipios como en las redes sociales, para que la ciudadanía presente alegaciones a la autorización administrativa, que está en periodo de exposición pública hasta el viernes. La iniciativa regional afecta directamente a Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife, La Laguna, Agüimes, Arona, Granadilla de Abona y Puerto de la Cruz. Santa Cruz de Tenerife, La Laguna, Telde y Agüimes forman parte del llamado pacto de los alcaldes (suscrito por 57 países y 7.958 ciudades), por el cual se han comprometido voluntariamente a aplicar los objetivos climáticos y energéticos de la Unión Europea, para reducir las emisiones de CO2 en al menos el 40% para el año 2030.

El artículo completo aquí: https://diariodeavisos.elespanol.com/2018/01/podemos-impulsa-una-campana-las-autorizaciones-gas-ciudad/

Podemos se suma a la campaña contra la instalación de plantas de gas en Telde



Presentó el pasado 5 de enero 61 escritos de alegaciones


Turcón se opone a la implantación del gas ciudad



6/1/18
Los ecologistas presentaron el pasado día 26 de diciembre alegaciones al expediente de la Dirección General de Industria y Energía.
Sus argumentos se basan en tres pilares básicos, que los manifiestan en sus argumentaciones al expediente en contra de la distribución de combustibles gaseosos por canalización en Telde, todas las declaraciones citadas son igualmente de aplicación a los demás municipios canarios afectados por el intento de autorización administrativa y declaración de utilidad pública del gobierno; son los que siguen:
1.- Lucha contra el cambio climático
Los objetivos y la senda de reducción de emisiones de CO2, dirigidos hacia una economía baja en carbono, han de ser ambiciosos, basarse en la evidencia científica y atravesar toda la acción política del Gobierno.
 2.- Nuevo modelo productivo y energético
La transición energética (en particular, los planes de eficiencia energética y un sistema eléctrico 100% renovable) crea un tipo de empleo que compatibiliza la reactivación económica con la reducción de emisiones y la creación de una economía circular.
3.- Democratización del sector energético
Apostemos por el desarrollo del autoconsumo renovable, la generación distribuida y las medidas antioligopolio. Proponemos una transición energética socialmente justa que garantice a todos los ciudadanos y las ciudadanas en acceso a la energía, eliminando la pobreza energética de la población.
Turcón Ecologistas en Acción manifiesta que “vivimos en el que podría ser el paraíso de las energías renovables y limpias, pero unos pocos se empeñan en convertirnos en el cementerio del piche, cemento, y ahora, el gas…Una #CanariasSinGas” no es una aspiración ciudadana, es una necesidad de futuro sostenible y limpio.
Los ecologistas de Turcón se personaron en el expediente núm. RGC-2017/003, deAUTORIZACIÓN ADMINISTRATIVA, APROBACIÓN DEL PROYECTO DE CONSTRUCCIÓN Y RECONOCIMIENTO, EN CONCRETO, DE LA UTILIDAD PÚBLICA DEL PROYECTO DE INSTALACIONES DE DISTRIBUCIÓN DE COMBUSTIBLES GASEOSOS POR CANALIZACIÓN EN TELDE, (Boletín Oficial del Estado del día 20 de noviembre de 2017) que estuvo en información pública el pasado mes de diciembre. En un largo y razonado documento, su presidente, Honorio Galindo Rocha, detalla algunas de las siguientes cuestiones:
1.    Suspensión de autorizaciones administrativas para nuevas infraestructuras gasistas. Real Decreto 13/2012, de 30 de marzo.
Disposición transitoria cuarta. Suspensión de la autorización administrativa de nuevos gaseoductos de transporte y estaciones de regulación y medida.
Por este motivo, se difiere el lanzamiento de una nueva planificación para las redes de transporte de gas natural hasta que se desarrolle reglamentariamente el procedimiento para la misma. Es manifiesta la inexistencia de planificación insular y municipal que den soporte a la introducción del gas ciudad.
2.    La canalización del gas incumple la Directiva 2012/27/UE y la Recomendación 2016/1318 de la Comisión Europea.
Según el documento “la cantidad de energía casi nula o muy baja que requieran esos edificios deberá proceder de una proporción muy significativa de fuentes de energía renovables”, este intento, una vez más se balancea sobre el marco regulatorio europeo de referencia.
3.    La canalización del gas ciudad no tiene garantía de suministro, ya que la regasificadora está paralizada en el tribunal supremo en el caso de Tenerife y carece de autorización administrativa de ambas islas.
La regasificación que requiere el GNL (gas natural licuado) de los buques metaneros para volver a transformarse en gas natural necesita invariablemente de una planta regasificadora. Además del informe de inviabilidad por la CNMC -que exponemos en el punto 3, que considera obsoleto el gas debido al salto tecnológico de los sistemas de acumulación de baterías en los últimos años- la regasificadora de Granadilla se encuentra a su vez paralizada en el Tribunal Supremo. En Gran Canaria el Cabildo de la isla la ha descartado, por tanto, no está garantizada la entrada del Gas en Gran Canaria, además de existir un movimiento de oposición a la entrada del gas en ambas islas, en ambos casos, el fin último es facilitar la bajada de costes de los ciclos combinados de las centrales eléctricas, por supuesto sin repercutirlos en la factura social y ciudadana.
4.    Seguridad de este tipo de actividades.
Las normativa internacional, Europea y Norteamericana, sobre instalaciones de gas licuado UNE-EN 1473 y NFPA-59a, exigen que se respeten distancias de seguridad entre una terminal de GNL y los núcleos de población más próximos, que “vienen determinados por los ratios de peligrosidad de impacto de las nubes de gas y de aire mezclados que se producen en caso de accidente, inevitablemente muy amplios, porque el metano vaporizado se expande en el aire a gran velocidad, y en contacto con éste tiene una capacidad muy alta de inflamación, muy superior a la de la gasolina o el propano, ya desde pequeñas concentraciones del gas, que van desde un 5,3% a un 15%”.
Además, el Real Decreto 1254/1999, de 16 de julio, por el que se aprueban medidas de control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas, el Gas Natural es EXTREMADAMENTE INFLAMABLE.
5.    Falta de informes económicos que justifiquen la viabilidad de esta importante infraestructura.
La entrada del gas supone, además del riesgo de la estación de gas propanado junto a zonas residenciales e industriales, que se deberán construir unas canalizaciones que ocuparán más de 2.942 kilómetros lineales de obras que afectarán a los municipios canarios cuyos expedientes se están tramitando, sin contar con las posibles previsiones futuras que puedan estar barajando desde esta Dirección General. No sabemos si esta implantación tendrá una repercusión económica y social sobre los municipios afectados, más allá de los cobros de licencias, lo que, si es seguro, las incomodidades de las múltiples obras a realizar, y el más que previsible terminado insuficiente que en poco tiempo producirá inconvenientes en el viario de los municipios.
6.    Se trata de implementar una tecnología que ya se está retirando en otros países que quieren cumplir sus compromisos contra el cambio climático.
El gas natural es un recurso limitado, al igual que el petróleo, y aunque su llegada al cenit de producción no es tan inminente como la de este último, sus precios pueden experimentar subidas comparables, es más que previsible un movimiento alcista de su precio en los mercados internacionales de origen, los precios menores es otro de los falsos dilemas de los defensores del gas. Por esta razón, países como Holanda y Alemania ya están desarrollando planes para su paulatina retirada como fuente de energía, con proyectos como el de Ámsterdam, que establece la eliminación de todas las canalizaciones de gas natural para el año 2050, y cumplir así con los protocolos internacionales contra el cambio climático.
El gas natural es, en su mayor parte, metano, en igualdad de volumen, tiene una capacidad 58 veces mayor que el CO2 de provocar efecto invernadero, estamos a todas luces ante un modelo energético pernicioso para las políticas de aminoración de los efectos del cambio climático.
7.    Vulneración de derechos y deberes fundamentales constitucionales, así como de principios rectores de la política por parte de los poderes públicos canarios.
A tenor de lo establecido en el artículo 45 de la Constitución Española de 1978 (Título Primero, Capítulo III), y en relación con las alegaciones expuestas, los proyectos señalados vulneran el derecho de disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de las personas.
Por otra parte, la aprobación de estos expedientes supondría una transgresión al artículo 5.2.e) del Estatuto de Autonomía de Canarias, que establece lo siguiente: “Los poderes públicos canarios, en el marco de sus competencias, asumen como principios rectores de sus políticas, la defensa y protección de la naturaleza y del medio ambiente”.
8.    Utilidad pública de los proyectos.
A juicio de Turcón, no existe una verdadera utilidad pública del proyecto de regasificadora ni un interés general específico del proyecto. La propia solicitud de utilidad no está justificada ni se concreta, omitiendo los razonamientos que deben argumentar una declaración de este tipo.
Queremos que nuestro sistema eléctrico canario no sea deficitario, por lo que estimamos que desde la Administración se está forzando la legalidad para favorecer un monopolio privado en contra del interés general de la ciudadanía.
9.    La canalización del gas en determinados municipios supone una total incoherencia, puesto que forman parte del llamado “pacto de los alcaldes”.
Los municipios de Santa Cruz de Tenerife, San Cristóbal de la Laguna, Telde y Villa de Agüimes forman parte de este pacto, por el cual se han comprometido voluntariamente a aplicar en sus territorios los objetivos climáticos y energéticos de la UE, prometiendo reducir las emisiones de CO2 en al menos un 40% de aquí a 2030, y a adoptar un enfoque integral para abordar la atenuación del cambio climático y la adaptación a este. Hemos de recordar que el Pacto de los Alcaldes ha sido suscrito por 57 países y 7958 ciudades. Los municipios que no aleguen y se opongan a este expediente, de facto, están poniendo palos en las ruedas del mismo, se alejan de los objetivos propuestos por este institucional reconocido a nivel internacional.

La Px1nmec, Plataforma por un nuevo modelo energético en Canarias presentó alegaciones contra el gas.


5/1/18

En numerosas ocasiones hemos expuesto nuestra oposición respecto a la introducción del gas en Canarias y seguiremos trabajando para la transición energética real hacia las renovables y la eficiencia energética.

Hoy, nuestra Plataforma por un Nuevo Modelo Modelo para Canarias ha presentado alegaciones al anuncio por el que se somete a información pública la solicitud de autorización administrativa, aprobación del proyecto de construcción y reconocimiento de la utilidad pública del Proyecto de instalaciones de distribución de combustibles gaseosos por canalización.

Fuente: Px1nmec

Salvar La Tejita presenta más de 200 alegaciones contra el gas



4/1/2018
La puesta en marcha del puerto de Granadilla, todavía no inaugurado oficialmente, ha vuelto a levantar pancartas y difundir comunicados entre los ecologistas de la Isla, que ya en su día se opusieron a la construcción de la infraestructura portuaria y ahora insisten en su campaña contra la introducción del gas, al entender que es hora de apostar por las energías renovables y no fósiles.
Ayer mismo, la asociación ecologista Salvar La Tejita presentó en la sede del registro general del Servicio de Atención al Ciudadano (SAC) de El Médano más de 200 alegaciones dirigidas a la Dirección General de Industria y Energía del Gobierno de Canarias en contra de la construcción de instalaciones de distribución de combustibles gaseosos por canalización en el término municipal de Granadilla de Abona. Dichas alegaciones han sido firmadas por residentes de diversos municipios de Tenerife, y forman parte de la campaña en contra de la instalación de gas ciudad en la Isla.
Las asociaciones ecologistas, como Candelaria contra la central eléctrica, tienen muy claro que se trata de una tecnología obsoleta, que ya se está retirando en otros países que quieren cumplir sus compromisos contra el cambio climático. A partir de 2030, la Unión Europea (UE), en consonancia con sus directrices, denegará la implantación de sistemas de suministro de energía contaminantes, tales como el gas. Además, la UE recuerda que en 2020 ningún barco con combustible de fuel-oil podrá navegar por territorio comunitario, aunque sí podrá hacerlo con gas, uno de los motivos esgrimidos por las autoridades portuarias y el Gobierno de Canarias para la construcción del puerto de Granadilla, como una especie de gran gasolinera del Atlántico y además distribuir en toda la Isla, desde Granadilla, el denominado gas ciudad, que, por cierto, ha descartado un municipio de la importancia de La Laguna, al menos su Gobierno local.
Los ecologistas aluden, entre los motivos alegados contra la instalación de tal infraestructura, a la ausencia de utilidad pública del proyecto. Los cálculos de viabilidad del proyecto no reflejan en modo alguno, indican, la realidad física y poblacional de Granadilla de Abona. Así, consideran que el número de viviendas y fincas referidas al municipio resulta a todas luces exagerado y falto de estudio.
La Asociación Salvar La Tejita ha detectado errores en la exposición del proyecto “tan graves como que se ha realizado un copia y pega” de los presentados en otros municipios. En concreto, se incluyen en el término municipal de Granadilla de Abona los siguientes núcleos de población: La Higuerita, Guajara, Taco, La Cuesta, etc.
De la misma manera, sostienen que incumple en su justificación el Código Técnico de la Edificación, que obliga a todas las edificaciones de reciente construcción, desde hace más de una década, a estar provistas de agua caliente sanitaria mediante la instalación de paneles solares. Otra anomalía, a su juicio, es que carece del preceptivo informe de viabilidad económica que justifique la inversión, obligado para no contravenir las directrices aprobadas por la Unión Europea, “en cuanto a amortización de inversiones y evitar apalancamientos por parte de las Administraciones. Asimismo, el proyecto incumple el Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, por el que se transponen las directivas en materia de mercados interiores de electricidad y gas”.
Por otro lado, apuntan que la parcela 24 del Polígono Industrial de Granadilla, en la que estarán ubicados los dos depósitos de aire propanado, de 49,5 m3 cada uno, está situada a menos de 75 metros de la autopista TF-1, considerada una vía estratégica, según los planes de emergencia en vigor. Esta ubicación, subrayan, incumpliría la Normativa Básica de Seguridad, en cuanto a protección de viales estratégicos se refiere.

Los exministros Margallo (PP) y Sebastián (PSOE) rechazan el gas y piden renovables

   

Los que fueran responsables de Exteriores e Industria, respectivamente, entienden que es “lo más razonable”

  Aseguran que Canarias debe buscar modelos “más productivos” y más ingresos turísticos, no más visitantes



Los exministros José Manuel García-Margallo (PP) y Miguel Sebastián (PSOE) rechazan la implantación del gas en Canarias y piden que sean las renovables quienes se abran paso. Así lo han manifestado antes de participar en el encuentro 'Diálogos para el Desarrollo' que se ha celebrado en el Hotel Santa Catalina de Las Palmas de Gran Canaria, bajo el lema 'La Europa ultraperiférica. Canarias en el siglo XXI'.


Moderado el debate por el vicesecretario de Comunicación del Partido Popular en Canarias, Bernardo Sagastume, los exministros José Manuel García-Margallo (PP) y Miguel Sebastián (PSOE) llegaron al Hotel Santa Catalina de Las Palmas de Gran Canaria para hablar sobre 'La Europa ultraperiférica. Canarias en el siglo XXI'. Un diálogo sobre la economía española y, por ende, también del Archipiélago, los modelos de producción en las Islas y la Unión Europea.
Economía canaria. Ambos exministros reconocieron el camino de crecimiento en el que se encuentra Canarias, situándose en el 3,5% y por encima de la media nacional. Sin embargo, Miguel Sebastián, que fue ministro de Industria con José Luis Rodríguez Zapatero, apuntó que se debe intentar cambiar el modelo turístico hacia uno "de más recursos y no de más turistas, es decir, uno que aporte más ingresos", por lo que considera esencial "diversificar, desestacionalizar y digitalizar", porque a su entender, "no se están utilizando apropiadamente las nuevas tecnologías".
Además, apuntó que Canarias debe continuar "la apuesta que iniciamos nosotros en la reindustrialización que sea compatible con el medio ambiente", dando un mayor protagonismo a los puertos de las Islas que, señala, "están infrautilizados". Como ejemplo de ello, señaló que tanto el Puerto de La Luz y de Las Palmas, como el de Santa Cruz de Tenerife, "están siendo utilizados en el 30% de su capacidad". Y entiende, asimismo, que Canarias debe convertirse en base logística que una Europa y África, una "plataforma para dirigir inversiones" al continente vecino.
Por su parte, el exministro de Exteriores José Manuel García-Margallo, puso en valor que desde el año 2016, el Archipiélago ha tenido un "comportamiento razonable", aunque durante la crisis y en los primeros pasos de la recuperación "ha avanzado más lentamente" en términos de Producto Interior Bruto, creación de empleo y productividad. Además, apuntó que en cuanto a la renta per cápita de los isleños, la comunidad ocupa "el séptimo puesto por la cola".
Así, entiende que la situación "exige" un cambio de modelo que permita competir a base de "calidad y competitividad". Y es que, según el exministro popular, el turismo "va bien" en términos de ocupación aunque "no tanto" en cuanto al gasto por turista, lo que se suma a las "malas cifras en términos industriales".
Financiación autonómica. En esta materia, García-Margallo ha sido claro al apuntar que "lo único que hay ahora mismo es un informe realizado por expertos y completado por la Fedea (Federación de Estudios de Economía Aplicada)". No obstante, recuerda que "aún está muy verde" y que en la actualidad la agenda la marca la cuestión catalana y, posterior a eso, será la Constitución, en la que "habrá que introducir algunos criterios para ir enmarcando la nueva financiación autonómica".

"¿Gas o renovables? Era la pregunta del millón para ambos y, en esta ocasión, la línea seguida por el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso –partidario del gas–, no ha salido bien parada frente a la mantenida por su homólogo en Gran Canaria, Antonio Morales –defensor de las energías renovables–. Así, el socialista Miguel Sebastián ha apuntado que en este debate entre gas y renovables, "hay que dar una oportunidad" a las segundas. Por ello, entiende que "no tiene sentido pensar en el gas cuando podemos optar por energías autóctonas" (las energías verdes).
Añade además que "es el momento" de replantearse el decreto de autoconsumo y hacer "un gran despliegue" en España, y particularmente en Canarias. Reconoce además que le da "pena" que no se haya continuado con el proyecto que tenía el gobierno de Rodríguez Zapatero para hacer de El Hierro "una isla inteligente, 100% renovable".
En esta línea, García-Margallo ha apuntado que Canarias está en una "posición ideal" para explorar las renovables antes que el gas, una de las prioridades de la Unión Europea para las regiones ultraperiféricas. Por ello, entiende que es "más razonable" optar por las energías verdes que, a medio y largo plazo "aumentarían la capacidad de autoprotección". Y es que Europa "se está pensando primar esta opción y hacerlo especialmente en las regiones ultraperiféricas".

Cacerolada en Granadilla contra las plataformas petrolíferas






IV Jornada por un Nuevo Modelo Energético para Canarias


Unid@s se puede asegura que hará todo lo posible por evitar la entrada de gasificadoras en el municipio

Las obras ocuparán más de 438 kilómetros lineales de canalizaciones que afectarán a buena parte del municipio
Rubens Ascanio, portavoz municipal de Unid@s se puede en el Ayuntamiento de La Laguna, considera que la Corporación local debe oponerse a la entrada de las gasificadoras en el municipio, en coherencia con los acuerdos plenarios mayoritarios adoptados en el presente mandato.
Recuerda que una moción promovida hace justo dos años por su compañera de grupo, María José Roca, consiguió que el Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna se  pronunciara en contra del proyecto de introducción del gas y a favor de las energías renovables, mostrando su rechazo público e institucional al proyecto de planta de regasificación de gas natural licuado del Puerto de Granadilla y de su estudio medio ambiental. En esa misma iniciativa plenaria se acordó instar a las instituciones implicadas, como el Cabildo, para que se opusiera firmemente a la introducción del gas en las islas.
También el pasado mes de abril logramos un acuerdo plenario unánime para solicitar al Gobierno de Canarias que estudie de forma pormenorizada la no instalación de canalizaciones de gas urbano en el municipio de San Cristóbal de La Laguna, con el fin de llevar a cabo una planificación energética integral del sistema energético en Canarias”, manifiesta.
Nos parece que estos acuerdos chocan con permitir, tal como publica el Boletín Oficial del Estado en estos días, la instalación de las canalizaciones de gas en La Laguna o proyectos como el de una planta para aire propanado en la zona de San Lázaro representa un riesgo para la ciudadanía y además sigue siendo un elemento que genera contaminación”, asegura.
Ascanio indica que “la quema de gas natural también emite grandes cantidades de CO2 a la atmósfera, principal causante del efecto invernadero y del cambio climático, representando una escasa reducción de emisiones con respecto a otros combustibles fósiles como el fuel”. Señala igualmente que “el CO2  es el principal causante del efecto invernadero, pero no el único, el gas natural es en su mayor parte metano que tiene, a igualdad de volumen, una capacidad 58 veces mayor que el CO2 de provocar efecto invernadero”.
Manifiesta que ya han activado a su Comisión de Medio Ambiente para informar a la ciudadanía ante la publicación el pasado lunes en el Boletín Oficial del Estado del inicio del proceso de exposición pública de 30 días para unas instalaciones que afectarán especialmente al barrio de San Lázaro, con tres depósitos de 49,5 metros cúbicos, 49.500 litros de gas licuado cada uno, ubicado a unos 50 metros de la iglesia de ese núcleo de población, junto a zonas residenciales e industriales. Además señala que las canalizaciones ocuparán más de 438 kilómetros lineales de obras que afectarán a los núcleos del Casco, La Higuerita, El Charcón, Guajara, Taco, La Cuesta, Los Baldíos, Valle Tabares, Las Mesas, Las Mercedes, Las Canteras, Suertes Largas y Guamasa.
El edil de la formación lagunera recuerda que mientras a La Laguna “se le impone la entrada del gas natural y las actividades vinculadas al mismo, tenemos ejemplos como Ámsterdam, que ha puesto en marcha un ambicioso plan de reconversión energética que pretende que en el año 2050 toda la ciudad quede libre de canalizaciones de gas natural y convertirla en “zona libre de emisiones de CO2”. Para cumplir con el Acuerdo de París, firmado hace un año, que trata de evitar un aumento de dos grados en la temperatura terrestre, el consistorio holandés se ha propuesto la desconexión de esta red a 10.000 viviendas antiguas de su propiedad en el presente año”.
La formación lagunera cree que con la instalación de San Lázaro se vulneran elementos como las normas internacionales, europeas y norteamericana, sobre instalaciones de gas licuado conocidas como UNE-EN 1473 y la NFPA-59ª. Las mismas exigen que se respeten distancias de seguridad una terminal de GNL y los núcleos de población más próximos, que “vienen determinados por los radios de peligrosidad o de impacto de las nubes de gas y aire mezclados que se producen en caso de accidente, inevitablemente muy amplios, porque el metano vaporizado se expande en el aire a gran velocidad, y en contacto con éste tiene una capacidad muy alta de inflamación, muy superior a la de la gasolina o el propano, ya desde pequeñas concentraciones del gas, que van desde un 5.3% a un 15%”.
Rubens Ascanio asegura que una vez más, la responsabilidad del principal grupo de la oposición lagunera será la de informar a la ciudadanía y realizar las acciones necesarias para frenar lo que califica como “una de las agresiones ambientales más graves a las que se puede someter a nuestro municipio”. Por ello van a reclamar “una implicación institucional efectiva en contra de este proyecto y animarán a que se establezca una potente oposición civil contra un proyecto que no mejora la calidad de vida de los vecinos y vecinas de Aguere, al contrario”.